Oh, gran gentrificador / Opinión de Ximena Peredo

Oh, gran gentrificador / Opinión de Ximena Peredo

Oh, gran gentrificador

por Ximena Peredo

Ya casi no se usan las postales para llevar de recuerdo, sin embargo, las representaciones de bolsillo, que empaquetan ciudades para llevar, siguen vigentes.

Cuando alguien piensa en nuestra Ciudad piensa en el Cerro de la Silla, en la Macroplaza, el Tec, Santa Lucía y también piensa en industrias, cabrito, estadios. Esto no sería problemático si no fuera porque no todos los lugares tienen el mismo “poder” de ser valorados como íconos urbanos. ¿De qué depende?

Parte de mi tesis doctoral investiga precisamente cómo nos afecta en nuestra conducta y creencias el espacio urbano, tanto el transitable como el monumental, que representa al todo. Este tipo de íconos afectan nuestras decisiones, aspiraciones y fobias porque están cargados de ideas (y en un plano más abierto, de ideologías).

Pensemos en los proyectos de la Interconexión Macroplaza-Valle Oriente y Distrito Independencia, dos propuestas que transformarían al emblemático barrio Independencia.

Suponiendo, sin conceder, que termine construyéndose la gigantesca cruz -de 160 metros-, las súper avenidas de cuatro carriles -con una ciclovía, ajá, pero imposible de transitar dada su pendiente- y un puente que “conectaría” San Pedro con Monterrey, torres de departamentos, centro comunitario y lo que me faltó, ¿en qué nos afectaría?

Yo no vivo en la Indepe, ni sufro a diario el tráfico para ir o venir de San Pedro, ni detesto a la Iglesia Católica -aunque ensancharía la lista de los apóstatas si el trámite fuera más sencillo-. Con todo, estoy plenamente consciente de que estos dos proyectos me afectarían de manera rotunda, aun cuando no me saquen de mi casa a billetazos para que otros, con mayor poder adquisitivo, vivan cómodamente.

Estos proyectos representan únicamente al interés de unos pocos (y el Gobierno hace las veces de coyote VIP). Porque si quisieran resolver un problema vial, no apostarían a los autos, punto. La intención de fondo es inmobiliaria: detonar el Centro y usar los terrenos de la Loma Larga que esperan en Valle Oriente a ser fraccionados.

¿Queremos en realidad una interconexión sustentable? Se juega tanto en este tipo de decisiones que más vale preguntar: consulten primero a los vecinos y si dicen que sí, pregunten al resto (a todos los habitantes de la metrópoli) ¿cómo lo queremos?

Yo propondría, por ejemplo, una obra menor, exclusiva para el transporte público. Ésa sí sería una política del futuro, lo otro es servir más refrescos a los diabéticos.

Por otro lado, los promotores ven al “terreno” que se quieren apropiar como un espacio vacío o peor aún, decadente, típica actitud del gentrificador. El gentrificador compra barato, “mejora” el entorno, y vende caro. De esta manera las supuestas mejoras sirven para correr a la gente de su barrio. Es una canallada. Además de que no son viviendas cualquiera, sino un barrio patrimonio histórico local, el San Luisito de los obreros que hicieron esta Ciudad.

Acompañando a este proyecto inmobiliario se anunció la “Cruz de Monterrey” (parece broma, pero no lo es). Justo cuando la Iglesia necesita jugársela acompañando a los pocos feligreses que le quedan, decide montarse en la ola gentrificadora imponiéndonos una gigantesca cruz al estilo texano: la más grande del mundo.

Como escribió Joaquín Hurtado: “Dios, que padeciste y moriste en la cruz, vuelves al mundo como gran gentrificador”.

Un punto ciego de la democracia representativa es la construcción de megaproyectos de infraestructura urbana al servicio de unos pocos intereses, y la construcción de íconos urbanos que no nos representan. El derecho a la ciudad es precisamente comprender que ésta ya no tiene 10 dueños, sino 4 millones, y que todos tenemos idéntico derecho a transformarla.

Lo que necesitamos es un árbitro diseñando los mejores mecanismos de participación, no un coyote mordelón al servicio del capital gentrificador.

ximenaperedo@gmail.com


Columna de opinión publicada en el periódico El Norte el 8 de junio de 2018.

Imagen de Ácaro

Compartir en:

Escrito por

Dejar comentario

Tu correo no será publicado. Required fields are marked *

Puedes usar estos TAGS de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.