La muerte de una autopista urbana y el renacimiento del río Cheonggyecheon en Seúl

Hace unas semanas Helke Enkerlin, amiga de Pueblo Bicicletero, nos envió unas increíbles fotografías que tomó del río Cheonggyecheon tras su reciente paso por la ciudad de Seúl, en Corea del Sur. Nos emocionó ver las fotos porque este no es cualquier río, por décadas fue una autopista urbana que cruzaba la ciudad, pero con una iniciativa municipal la vía rápida fue derrumbada para dar vida a un hermosos parque lineal de 16 metros de ancho por 5.8 kilómetros de largo.

Las ciudades no están removiendo todas las autopistas debido a un repentino despertar de conciencia ambiental o a que se hayan dado cuenta de que la cultura del automóvil es mala. Más bien, las ciudades están removiendo las autopistas urbanas bajo circunstancias muy específicas, las cuales incluyen: 1) Costos de reconstrucción y reparación; 2)Revitalización económica; 3) Incremento en el valor de la propiedad; 4) Accesibilidad a las riberas u orillas; 5) Mejores soluciones para satisfacer las necesidades de movilidad, según explica el ITDP y EMBARQ en el reporte «Vida y muerte de las autopistas urbanas».

 A partir de dos publicaciones en Obras Web y Plataforma Urbana, te compartimos la historia detrás de esta gran transformación urbana:

 

SÍNTESIS

Cheonggyecheon solía ser un arroyo natural de 13,7 kilómetros de largo y entre 20 y 85 metros de ancho. Sin embargo, con el tiempo la gente comenzó a construir caminos de concretos. Con el incremento de automóviles en los años 60, estos factores abrieron paso a la construcción de una vía rápida elevada de cuatro carriles de doble sentido en 1976.

En los años 90, expertos de la Sociedad Coreana de Ingeniería Civil otorgaron a la vía rápida una calificación de ‘C’, lo que significaba que apenas podía transportar el flujo vehicular a su capacidad de diseño original.

En julio de 2002, el gobierno decidió demoler la vía rápida y restaurar el río Cheonggyecheon. El proyecto inició en julio de 2003 y terminó en septiembre de 2005. Finalmente se logró un parque lineal de 16 metros de ancho por 5.8 kilómetros de largo, encabezado por el Gobierno Metropolitano de Seúl, el cual obtuvo el Premio al Transporte Sustentable en 2006 por el reemplazo de la autopista.

FOTOS EN FLICK DEL RÍO CHEONGGYECHEON (JUNIO, 2014)

fotos Cheonggyecheon

Demoliendo Autopistas y construyendo Parques

Por Javier Vergara Petrescu / Plataforma Urbana
27 de mayo, 2007

¿Por qué el río se convirtió en autopista urbana?

Hace 50 años en la ciudad de Seúl existía el canal de Cheoggyecheon, un cauce de aguas de caracter más bien rural que dividía la ciudad en sentido norte-sur y donde la gente acostumbraba lavar sus ropas. Junto con el crecimiento económico de Corea del Sur, la ciudad comenzó a expandirse y con esto, desarrolló nuevas infraestructuras y autopistas para suplir la demanda de la creciente tasa de motorización asiática.

De esta forma, el antiguo canal se transformó practicamente en una cloaca abierta, que luego dió paso a una completa transformación que terminó edificando el cauce en su totalidad. Se construyó así una importante arteria urbana, que luego recibió una segunda via de alta velocidad elevada de seis pistas.

Cheonggyecheon antes del proyecto. Foto: Plataforma Urbana

Cheonggyecheon antes del proyecto. Foto: Plataforma Urbana

Cheonggyecheon antes del proyecto. Foto: Plataforma Urbana

 

¿Cuándo y cómo surgió el proyecto?

En el año 1999 la Alcaldía de Seúl comenzó a gestionar una importante y polémica iniciativa para eliminar la Autopista, símbolo del progreso y el desarrollo de la capital, pero en franco deterioro y obsolescencia física. La autopista había generado un importante deterioro en la calidad de vida de los ciudadanos, la cual se había visto empeorada por los crecientes índices de polución, escasa ventilación y contaminación ambiental.

En un radical y revolucionario acto de regeneración sustentable (que es ejemplo en todo el mundo), el Alcalde Lee Myung Bak lideró el proyecto para recuperar el río, demoler la autopista y crear un parque de borde de 400 hectareas, en 8 km de largo y 80 metros de ancho, dando paso nuevamente al cauce natural del rió con sus aguas debidamente tratadas y purificadas.

El proyecto de recuperación presentado en 2002 por el diseñador urbano Kee Yeon Hwang. Imagen tomada de Plataforma Urbana.

El proyecto de recuperación presentado en 2002 por el diseñador urbano Kee Yeon Hwang. Imagen tomada de Plataforma Urbana.

Canal Cheonggyecheon / Cortes. Imagen tomada de Plataforma Urbana.

Llevar adelante el proyecto implicaba una transformación cultural importante en Corea. Primero, por la cantidad de autos que conducía diariamente, (más de 160 mil). Segundo, por que la autopista tenía un valor significativo en el imaginario colectivo. Representaba el paso de una nación rural a una economía industrializada como lo es hoy. Botar la autopista era un acto por sobre todo simbólico.

La idea de reemplazar la autopista surgió en 1999, cuando la Alcaldía de Seúl tuvo que cerrar uno de los tres túneles de vialidad urbana de la ciudad. Paradójicamente, al cerrar este túnel se encontraron con que los volumenes de trayectos en automóvil cayeron de manera importante. Descubrieron que esto era un caso de la Paradoja de Braess (Braess Paradox), la cual plantea que eliminando espacio en una área urbana y construyendo capacidad extra dentro de un sistema de red de vial, se pueden reducir el total de los trayectos en automóvil.

Kee Yeon Hwang, impulsor y diseñador urbano del proyecto, realizó variadas encuestas consultando cual era el mayor valor que debía tener la ciudad. La respuesta por lejos fue la preservación del medioambiente y las aguas. El equipo de Kee estuvo más de seis meses investigando que pasaría con el tráfico y desarrollaron un modelo de pronóstico que mejoraría cabalmente la situación vial.

De esta manera se internalizó en la gente y en el electorado que la autopista debía ser removida, por lo que el Alcalde Lee fue elegido mayormente con el compromiso de desarrollo ambiental. Cambiar la Autopista por Parque.

La demolición de la autopista comenzó en julio de 2003. Foto tomada de Plataforma Urbana.

Demolición de la autopista elevada. Foto tomada de Plataforma Urbana.

Demolición de la autopista elevada. Foto tomada de Plataforma Urbana.

Con un costo de $380 millones de dólares estadounidenses y más de 620 mil toneladas de concreto removido y reciclado, las obras comenzaron en julio de 2003. En Noviembre de 2006 se inauguraron buena parte de las obras.

Parte de los resultados son veintidos nuevos puentes, aguas limpias y purificadas, nuevas áreas verdes y un espacio público importante para la ciudad. Como en todo proyecto urbano, surgieron opositores, los cuales plantearon que de esta manera los autos ya no podrían acceder a esta zona de la ciudad como lo hacían antes y miles de comerciantes informales que se ubicaban en los bordes de la autopista deberían dejar el barrio.

Pese a esto, los resultados, una vez implementado el proyecto, demostraron que los automovilistas desaparecieron considerablemente, optando por nuevos sistemas de transportes y cambiando sus hábitos de viaje. Las autoridades complementaron este proyecto con un mejorado sistema de autobuses, dándole la opción a la gente para optar entre transporte público y privado. Los efectos ambientales en la ciudad fueron notables.

Descubrieron que las temperaturas de los suelos y superficies cercanos al nuevo canal tenían un promedio de 3.6°C menos que en zonas a 400 metros de distancia del proyecto. Los ríos son climatizadores naturales del ambiente, enfriando la capital durante los veranos más calurosos. El promedio de la velocidad de vientos en junio del 2006 pasado fue un 50% mayor que el mismo periodo en 2005.

Junto con mejorar la calidad medioambiental de la ciudad, hubo un considerable impacto en la regeneración urbana de los barrios que bordean el canal Cheonggyecheon. Pese a lo anterior, hay posturas más críticas que apuntan a que se ha producido una dura gentrificación en el área, desplazando a una gran masa de población de sus lugares de origen. Lo cierto es que el proyecto vino a dotar de infraestructura, servicios y paseos peatonales, a una zona que estaba en franco deterioro, generó una nueva cara para un río, ahora remozado y que sin duda debe ser un valor de todos los ciudadanos.

Por aquí transitaban diariamente 160 mil automóviles. Foto: Helke Enkerlin.

El nuevo canal-parque urbano es usado por más de 30 mil personas cada fin de semana. Foto: Helke Enkerlin

Foto: Helke Enkerlin

Foto: Helke Enkerlin

De noche el parque lineal se encuentra muy bien iluminado. Foto: Helke Enkerlin

FUENTES: Obras Web (2012) y Plataforma Urbana (2007)

Compartir en:

Escrito por
Perfil del staff de Pueblo Bicicletero

Dejar comentario

Tu correo no será publicado. Required fields are marked *

Puedes usar estos TAGS de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.