A propósito del 8 de marzo

Por Leticia Esquer

Ayer recibimos, mujeres, felicitaciones por «nuestro día». Fuimos afortunadas además, pues se nos «permitió» hacer lo que hayamos querido por ser precisamente nuestro día, tal cual se les permite a niñas y niños cada abril cometer travesurillas, o se le agradece a las madres el regalo de la vida el 10 de mayo. Ayer no fue mal visto subirse a la bici con vestido y que el viento juguetón levantara las suaves telas, permitiendo ver piernas, caderas, y hasta alguna nalguilla por ahí (¡válgame, dios!). ¡Oh no, señores y señoras!, todo se vale el 8 de marzo, pues es «nuestro día». Cuanta consideración, aunque supongo que algún «caballero» por ahí llegó a pensar que la situación fue pensado como un regalo para el. Pero pues no, no va por ahí la cosa.

Disculpen el sarcasmo pero mas que felicitaciones nos toca recordar el verdadero origen del Día Internacional de la Mujer: asesinatos, injusticias, discriminación… En 1908, 129 obreras textiles fueron quemadas vivas en la fábrica Cotton (de Nueva York) en un incendio provocado por su empleador a causa del reclamo de las trabajadoras por condiciones dignas laborales, por igualdad de derechos.

2014 y a la fecha, a pesar de la falsa suposición sobre la libertad o los derechos humanos que todxXyXs podemos ejercer, la realidad nos restriega en la cara que no todxXxXs podemos hacerlo con la misma facilidad, o que no sabemos como hacerlo, o que ni siquiera lo tenemos permitido. Y es que hoy en día siguen existiendo muchas desigualdades entre género, o por el género mismo. Feminicidios naturalizados (6 mujeres mueren al día en México), acoso en el trabajo, en la escuela, en la calle, objetivización de nuestro cuerpo y la lista continua.
mujeresdiversas

Esto lo menciono reconociendo mi lugar privilegiado y agradeciendo haber crecido con el apoyo y soporte de mi familia, muy y a pesar de los prejuicios machistas-sexistas y demás-istas en los que crecieron mis «padres», sus padres y sus abuelOs. Somos privilegiadas pues a nosotras han llegado los frutos de la lucha y el trabajo que por décadas mujeres y hombres y trans y lesbianas y gays han sudado y sangrado. Sí, ha costado sangre, con todas su letras y muertes.

Vuelvo al vestido o la falda. Aún en estos días se nos ha enseña que relativo al largo de la prenda es la integridad de quien la viste y por lo tanto la seguridad con la cuenta. ¿¡por qué?!  mujeresbiciis
Vestirla o no debe ser resultado de la elección propia no de la imposición o prohibición. Ya lo había dicho bien Paquita, (Maria Victoria en la película «Los Paquetes de Paquita»), con todo y sus historias de desamor, «los miércoles son de bicicleta» y ese día toca pantalón. No se si Paquita estuviese enterada, pero esa decisión que ella tomó en los 50’s, fue fruto del pensamiento que ha ido mutando por generaciones gracias a la descocida masiva del corsé y las enaguas a finales del siglo XIX a nivel internacional. En esos aires revolucionarios, la bicicleta se convirtió en el transporte hacía la equidad de las mujeres y las faldas cambiadas por pantalones bombachos llegaron para quedarse…

paquita
Entonces, que la felicitación no vaya solo acompañada de bellas palabras y rosas. Que eso que se dijo ayer, permanezca más allá del 8 de marzo como un acompañamiento perpetuo, una reflexión y un actuar lo más cercano posible hacia la  construcción de un mundo más justo, más equilibrado para todas y todXXxxXxs.
mujer educacion_biciescuela 3

mujerbicible

Gracias se dan a nuestrxs antecesores por la lucha. Nos toca a nosotrxs continuarla.

*Aprovechando el tema, la autora del texto recomienda conocer: Femibici GuadalajaraCycles for ChangeTigrebici

Compartir en:

Escrito por

Dejar comentario

Tu correo no será publicado. Required fields are marked *

Puedes usar estos TAGS de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.